Print

Swiss made

 

Procesos de fabricación exclusivos de Suiza

De conformidad con la Sección 1.a de «l’Ordonnance Swiss Made», un reloj se considera suizo si su movimiento es suizo, está montado en Suiza y el fabricante efectúa la inspección final en territorio suizo.

Las legislación actual establece normas muy poco exigentes: productos cuyo valor añadido suizo es irrisorio pueden recibir el certificado «Swiss Made».

Para garantizar la credibilidad, la satisfacción y el valor intrínseco de un verdadero reloj de lujo suizo, Marcel Bouvier ha optado por concebir relojes cuyo valor añadido proceda de Suiza al menos en un 85%, proponiéndose a medio plazo conseguir relojes íntegramente (100%) manufacturados en Suiza.